POLÍTICA INTEGRAL CONTRA EL ACOSO ESCOLAR

/, Área de Educación, Áreas, Destacados, Uncategorized/POLÍTICA INTEGRAL CONTRA EL ACOSO ESCOLAR

POLÍTICA INTEGRAL CONTRA EL ACOSO ESCOLAR

El acoso escolar o violencia entre iguales es una muestra más de una organización social donde la violencia no se la toma suficientemente en consideración ni se la aborda de manera eficiente. Si realmente queremos aspirar a una sociedad más justa e igualitaria y acabar con el dolor que causa a quien la sufre es preciso, tanto a nivel ciudadano como institucional, más conciencia sobre las causas que la provoca y más compromiso para acabar con cualquier tipo de violencia.
Además de compromiso hacen falta más recursos, iniciativas y trabajo coordinado de las distintas Administraciones Públicas plasmado en una POLÍTICA INTEGRAL CONTRA LA VIOLENCIA EN LA INFANCIA, porque como bien dice un proverbio africano “para educar a un niño hace falta toda la tribu”.
Hace falta MÁS INFORMACIÓN E INSTRUMENTOS para mejorar la detección, la intervención y, sobre todo, la prevención del acoso. Los centros educativos y la comunidad educativa han reaccionado ante el problema del acoso, un ejemplo de ello lo tenemos en el trabajo que viene desarrollando el IES La Corredoria, pero aún no es suficiente.
Los centros educativos tienen que ser también escuelas de convivencia, en las que el alumnado aprenda que el conflicto es algo inherente a la propia condición humana por el hecho de ser sociable y que la diferencia con la violencia está en la manera en cómo se resuelva el conflicto, democráticamente o por medios violentos. Así pues, la educación en valores ha de impregnar transversalmente no solo todos los currículos sino la propia organización de los centros para que los valores no se conviertan en unos contenidos más sino en vivencias cotidianas. El IES La Corredoria es un ejemplo de esta clase de centros; e iniciativas como el Plan de mediación entre iguales, Plan de acogida, recreos dinámicos, programa de educación cívica, jornadas de la paz o del 25N… son muestras de ello.
Las ciudades tienen que ser también escuelas de ciudadanía. Oviedo es una de las 470 ciudades que integran la Asociación Internacional de Ciudades Educadoras y asumió un compromiso con sus principios. Todas las áreas de trabajo municipal (concejalías) contienen conocimientos, destrezas y valores, y generan diversas formas de educación de la ciudadanía que deberían plasmarse en un PROYECTO EDUCATIVO DE CIUDAD, una de cuyas premisas básicas ha de ser la coordinación y el trabajo colaborativo entre las distintas concejalías.
Un elemento importante de la “tribu” son los MEDIOS DE COMUNICACIÓN. Estos pueden y deben contribuir en que el compromiso y la concienciación contra la violencia escolar sea cada vez mayor. Y temas tan complejos y delicados como este requiere huir de tratamientos llamativos y abordarlos con rigor, objetividad y analizando las causas de los mismos. De lo contrario se conseguirán resultados no deseados, como alarma social, una imagen distorsionada de la realidad y, lo peor de todo, la estigmatización de centros educativos y sus entornos asociándolos con la conflictividad mal entendida, la relacionada con la violencia y el acoso escolar. Algo de esto está ocurriendo con el IES La Corredoria.
La masificación de un centro escolar genera un clima que en nada favorece las relaciones para una buena convivencia. Urge la creación de un NUEVO IES EN LA CORREDORIA y poner fin a la mala planificación de sus dotaciones educativas dando respuesta definitiva también a la masificación de comedores escolares, acabado del aulario de Educación Infantil o la falta de espacios multiusos en los colegios de Primaria. El nuevo IES abrirá además la posibilidad de que el barrio cuente con oferta formativo de Ciclos de FP.
La existencia de alumnado en riesgo de exclusión social y con desafección hacia la escuela se manifiesta generalmente en un gran absentismo y en un comportamiento disruptivo que dificulta enormemente la vida en las aulas. Los centros deberían contar con MÁS FLEXIBILIDAD ORGANIZATIVA Y CURRICULAR para atender a este tipo de alumnado de manera que puedan recibir una formación que les sea de mayor utilidad y contar entre sus plantillas con la figura del EDUCADOR SOCIAL.
El profesorado cada vez tiene que realizar más tareas burocráticas y en peores condiciones laborales, con aumento de horas lectivas en Secundaria. Las plantillas de los centros se redujeron y aumentó la inestabilidad. Muchos programas desaparecieron o siguen adelante con el voluntarismo del profesorado. La INESTABILIDAD DE LOS PROYECTOS Y DE LOS EQUIPOS es una de sus consecuencias más negativas, lo que hace casi imposible que reto de trabajar la convivencia como mecanismo preventivo del acoso escolar.

2017-02-07T13:45:34+00:00 25 enero, 2017|Actualidad, Área de Educación, Áreas, Destacados, Uncategorized|